María Eugenia Silva Fuentes (Kenita, para los amigos), nace el 27 de Noviembre de 1929. Desde pequeña, cultivó el amor hacia las costumbres chilenas, alentada especialmente por su padre, el prestigioso don Carlos Silva Figueroa, y en especial a la música. Con una voz privilegiada, era lógico que su vida estaría dedicada al canto.

Luego de terminar sus estudios escolares, entra a estudiar Derecho en la Universidad de Chile. Luego de dos años abandonó la carrera para contraer matrimonio con una persona que conquistó su corazón, Raúl de Ramón, el "gordo de Ramón" como ella lo llamaba cariñosamente:

"Yo estaba cantando, a capella, como se dice, una canción de Raquel Barros, dedicada a la Vírgen. Fué en ese momento cuando conocí a Raúl, es decir, él me vió y preguntó que quién era, y a los pocos días ya me estaba llamando por teléfono. Luego mientras eramos novios, de uno de sus viajes, me trajo muchos regalos: vestidos típicos, artesanías, hasta un acordeón piano, que me quedaba demasiado grande, solamente se me veían los pies."

Luego de contraer matrimonio, comienza a trabajar en la biblioteca de la Universidad de Chile, donde estudió al mismo tiempo las carreras de Bibliotecónoma y de Secretaria Ejecutiva.

En 1952, luego de contraer matrimonio, el 1 de Marzo, nace su primer hijo Carlos Alberto de Ramón Silva, y en 1957, el 7 de Agosto nace Raúl Eduardo de Ramón Silva. Ambos hijos absorbieron el amor de sus padres por el folclore, y a los pocos años, siendo aún niños, los incorporan al ya famoso conjunto Los De Ramón.

Luego de varios años de carrera musical, profundizó sus conocimientos de folclore chileno (música, artesanía, costumbres, poesía popular, etc.) y de Música Latinoamericana Comparada, y tiene como maestro a su amigo, el destacado investigador, profesor  de la Cátedra de Folclore de la Universidad Católica y miembro de la Agrupación Folclórica de Chile, el señor Manuel Dannemann.

También toma cursos de Cocinera Internacional y de Garzón Profesional en el Instituto Profesional Inacap.

En 1970, la familia De Ramón-Silva, abre un restaurante costumbrista y turístico en la comuna de Las Condes, "El Alero de Los De Ramón", donde se sirve comida típica y se presentan espectáculos tradicionales.También se realizan Comedias Costumbristas Musicales, y programas de televisión (Esquinazo, de RTU Televisión) y donde los garzones eran jóvenes universitarios, formados en cursos privados dictados por María Eugenia (Cocina internacional y de garzón), Raúl de Ramón (Control Hotelero) y por Carlos Alberto de Ramón (Garzón).

 

ma.jpg (34724 bytes)
maria6.jpg (81850 bytes)

Para María Eugenia Silva, las Fiestas Patrias son: "Pura chilenidad, o sea, cuecas, volantines, fondas y por que no unas cumbias, pero de esas de verdad. Yo recuerdo los 18 junto a Raúl, hacíamos empanadas, asados, porque el "gordo" tenia muy buen paladar y comía de todo". Eso demuestra su gran amor hacia Chile.

En 1983, actúa junto a Silvia Piñeiro y Violeta Vidaurre, en la obra de teatro "Como en la Gran Ciudad", donde es aclamada por la critica, por su excelente actuación: "Ha nacido una gran actriz", comentó Italo Pasalaqua.

En 1984, luego de la muerte de Raúl de Ramón, su compañero de toda una vida, continua con su labor de propietaria y administradora del restaurante, donde se continúan realizando programas de televisión. Aun se recuerda la vez que, fallecido recientemente don Raúl, Pedro Messone la invita a cantar la tonada Canción de la Caballería, donde demuestra su fuerza, ya que aquella canción tenia un significado muy especial para Raúl de Ramón. Luego de un tiempo de seguir funcionando el restaurante, decide cerrarlo y venderlo, por que consideraba que estaba muy sola y era mucho trabajo para ella. Aun así continúa realizando algunas presentaciones en televisión y asiste a los numerosos homenajes realizados por la labor de Raúl de Ramón.

Son miles los recuerdo que atesora en su memoria y en su corazón. Como la canción Rosa Colorada, dedicada a ella por su esposo al igual que el libro "El Caballero y sus Dragones": "A María Eugenia, eterna humilladora de dragones. Raúl de Ramón".

Para ella, Los De Ramón, significa: "Una época muy bella, llena de felicidad y amor, aunque muy dura y sacrificada".

Un chileno destacado dijo de ella:"Aportó a Chile su voz maravillosa, su gran clase y distinción y con su canto y figura, ha llevado el nombre de su país en alto, como pocas mujeres han tenido el privilegio de hacerlo".

El día miércoles 20 de Marzo del 2002, falleció en su hogar en la comuna de Vitacura. Sus restos fueron velados en la Parroquia María Inmaculada. El día jueves 21, a las 10 de la mañana fue celebrada una Liturgia a cargo del Padre Enrique Contreras, quien profundamente afectado, nos recordó la calidad humana y artística de María Eugenia, luego de la celebración, sus hijos fueron los encargados de cumplir una de sus últimas voluntades, ser cremada y reposar junto a los restos de su esposo Raúl. Los medios de comunicación nacionales, unánimemente destacaron su calidad artística y daban a conocer la insustituible perdida para la música chilena y Latinoamericana.

Siempre recordaremos su cálida sonrisa, su amabilidad, su espíritu inquebrantable, su fuerza vital, su amor por el arte y por la música, en nuestros corazones guardaremos los mejores recuerdos de una persona que se entrego por entero al arte.

Adiós Kenita, siempre estará en nuestros corazones .

 

LOS DE RAMÓN

MARÍA EUGENIA SILVA

Eterna Humilladora de Dragones

 

 

regresar